Responsabilidad de los cuartos y/o armarios de contadores de suministros.

Derechos y obligaciones de las comunidades de propietarios y de las empresas suministradoras.

La Propiedad de los contenedores de los contadores de suministros. 

Según la normativa vigente, las puertas y las estancias donde radican los contadores de suministros pertenecen a los abonados, en este caso la propietaria es la comunidad de propietarios por tener todos los contadores juntos, o por grupos de viviendas y estar en zona común, es decir, por no estar individualizados dentro de la parcela de cada propietario (en ese caso, serían propiedad del titular de cada vivienda).

 

Las normas de mantenimiento de los contadores de suministros.

Ser propietario no significa poder hacer y deshacer a gusto del mismo.

Los elementos de protección de los contadores están sujetos a los reglamentos reguladores de abastecimiento de suministros por lo que no pueden construirse al antojo del propietario. Hay ciertas exigencias legales, como por ejemplo la distancia entre los contadores, la distancia entre la puerta y los contadores, la identificación de los contadores con la vivienda, etc.

Los armarios o cuartos de contadores tienen un uso limitado, no pueden estar ocupados como trasteros o uso similar, no pueden contener en su interior objetos que dificulten o impidan la comprobación del estado de los contadores.

Los cuartos o armarios deben permanecer cerrados, debiendo impedirse la manipulación por parte de personas inexpertas, dado que puede provocar daños físicos y materiales debido a la mala manipulación.

 

El uso del cuarto de contadores.

Debido a que la propiedad del cuarto o armario de los contadores es de los abonados (la comunidad), no existe ninguna prohibición de acceso a los mismos para los abonados, aunque sí existen las limitaciones que establecen las normas de mantenimiento indicadas como ejemplo anteriormente.

Las compañías abastecedoras de los suministros contratados tienen derecho a acceder a los contadores, esto quiere decir que pueden abrir los cuartos a su antojo, sin que ello suponga derecho a dañar las puertas de acceso.

Los abonados (la comunidad) está obligada a poner una cerradura estipulada por las compañías suministradoras para que éstas puedan acceder a los contadores con las llaves que disponen.

 

Derechos y obligaciones de las compañías suministradoras.

La compañía suministradora es la encargada de controlar el consumo que marcan los contadores y dispone de llaves para acceder a los mismos, por lo tanto no puede dañar la propiedad de los abonados (la puerta del cuarto de contadores) para acceder a los contadores.

 

Responsabilidad por daños en la propiedad del abonado.

Si se puede demostrar que los controladores del consumo de suministro han dañado la puerta de acceso al cuarto de contadores, la compañía suministradora será civilmente responsable por los daños causados por sus empleados. Dejar la puerta abierta puede suponer un daño del cual será responsable por negligencia la compañía suministradora

 

Derechos y obligaciones de los abonados.

Debido a que la propiedad de los cuartos o armarios de los contadores pertenece a los abonados (la comunidad), éstos son los encargados del mantenimiento, reparación y seguridad de dichos cuartos o armarios.

Puesto que esos cuartos o armarios deben estar cerrados, con la salvedad de que tengan una cerradura o candado normalizado por la compañía suministradora, los abonados (la comunidad) puede poner una cerradura para impedir que pueda ser abierto el cuarto o armario con un simple tornillo o alicate.

Por tanto, si el controlador utiliza herramientas inapropiadas para abrir inapropiadas para abrir la puerta del cuarto de contadores será problema de la compañía, y si el controlador acude y se va sin tomar el consumo podrá presentarse una reclamación a la compañía suministradora por incumplir sus obligaciones.

La obligación de los controladores del consumo de suministro es la de comprobar dicho consumo. En el caso de que por cualquier causa estos controladores no puedan acceder a los contadores, no tomarán los datos de consumo y dicho consumo se acumulará en la siguiente factura cuando nuevamente vuelva el controlador a comprobar el consumo.

Los abonados solo están obligados a permitir el acceso a los contadores una vez al año, pero esta manera de controlar el consumo supondría un desembolso enorme en un solo pago, y siempre es más beneficioso pagar a plazos (en estos casos, son plazos sin intereses).

Bernabé Garía Gomis.

Post Tags
About Author: Bernabe Garcia

Los comentarios están cerrados.